Yuca “a la mami”

Receta de yuca frita al ajillo

Hola a todos,

Hoy les comparto una de esas recetas cercanas a mi corazón. Como ya saben, tengo un romance con la yuca, pero no vayan a creer que ese enamoramiento me surge de la nada. En parte se lo debo a mi madre, otra amante apasionada de la yuca. Mi madre tiene unas cuantas deliciosas recetas de yuca que les iré compartiendo, hoy les traigo esta.

Mi madre es una de las personas mas enigmáticas e indescifrables que conozco. Para mí, que siempre me ufano de conocer a alguien con solo compartir 30 segundos, conocer a alguien por 34 años y aun así calificarlo de enigmático e indescifrable me resulta de lo mas insólito.

Verán, mi madre es conocida por su frugalidad al comer y por cocinar muy sano, siempre bajo en grasa y en sal y sin embargo tiene el genio de crear una receta tan sabrosa y rica en grasa como esta. Creo muchas veces que ella tiene su diablito susurrándole siempre, solo que pocas veces se lleva de el.

Ingredientes

Preparacion de la yuca “a la mami”

Se hierve la yuca con sal y se aparta. Se pone mantequilla en el caldero o sartén y se agrega la pasta de ajo, se agrega la yuca y se mezcla bien con la mantequilla con ajo. Se saca y se aparta. Se prepara el sartén con un poco de aceite (solo un poco), se deja calentar bien y se agrega la yuca. Se deja entonces que la yuca se torne crocante en los bordes y se sirve.

Es también una excelente receta para preparar yuca que ha quedado de antes.

No olviden suscribirse y ¡Disfruten!

Yo estoy en este momento en un avión

Yuca encebollada

de viaje a Puerto Rico, pero les seguiré publicando recetas desde la isla del encanto.

Arturo

También estamos @

Follow ArturoFeliz on Twitter

Follow El Fogoncito on Twitter

elfogoncito.net

 http://facebooklogin.ws/2009/12/facebook-login/

Follow Me on Pinterest

¿Quieres patrocinar al fogoncito?
Donate Button

La yuca y yo. Una historia de amor…

Yuca encebollada

Hola a todos,

Hoy les comparto algunos de mis secretos para llevar una yuca a lo sublime. Y esto implica algo de lo que hablé hace unos días: cocinar con amor (o cocinar con “mala fe” como prefiero llamarlo)

Todo empieza con elegir una yuca de calidad y esto muchas veces parece una lotería. Encontrar una yuca suave, sabrosa, con buen balance de dulce y color agradable es una tarea complicada. Los mayores (A quienes guardo un gran respeto) suelen a veces golpearla y si la yuca se humedece, se considera de buena calidad. Personalmente he optado por probar hasta encontrar un sitio que venda yuca de calidad y luego ser fiel a ese sitio. Tengo mi proveedor en el mercado y la fidelidad me ha garantizado yucas memorables.

Ya con una yuca de calidad y luego de pelada, viene el momento de tratarla con cariño. Un sabor tenue es muchas veces mas complicado de lo que parece.

Ingredientes

  • 1 lb. de yuca
  • Sal
  • Ajo en pasta (Ajo pelado y batido con un poco de aceite)
  • Sazón natural (Cebolla, ají gustoso, ají cubanela, puerro y cilantrito batidos con un poco de aceite)
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de mantequilla

Preparación

Se pone la yuca a hervir en pedazos de medianos a pequeños. Se agrega una pizca de sal, un poco de aceite de oliva, una cucharada de pasta de ajo y media cucharada de sazón natural. Si la yuca tarda un poco en ablandar, agregar un poco de agua fría y dejar hervir. Una vez este blanda, escurrir completamente.

Una vez este escurrida, se agrega una cucharada de mantequilla y se mueve la yuca hasta que la mantequilla quede completamente disuelta.

Les garantizo que si tratan a una yuca con tanto cariño, ella les devolverá el favor! Disfruten!

Arturo